Wok de pollo

2 PORCIONES

INGREDIENTES

2 pechugas de pollo medianas.
½ Cebolla.
1 Pimiento rojo.
1 Zanahoria mediana.
1 Cebollino.
Algunas judías verdes.
1 diente de ajo.
Aceite vegetal.
Sal.
Pimienta.
Salsa de soja.
Semillas de sésamo.

PREPARACIÓN

Corta las pechugas de pollo en cubos medianos o en tiras, también medianas. Agrégales una pizca de sal y algo de pimienta y reserva.

Haz lo mismo con los vegetales, corta todo de un tamaño similar a las piezas de pollo, ya sea en tiras o en cubos.

En el caso del cebollino, córtalo en rodajas finas.

Calienta el wok a fuego muy alto hasta que empiece a echar humo. Agrega un chorro de aceite vegetal y con un movimiento circular de tu mano, procura que dicho aceite se reparta lo más equitativamente posible en la superficie de la sartén.

Comienza agregando la zanahoria, saltea un 1 minuto, luego pon los pimientos, la cebolla, el ajo picado y tras otro par de minutos de cocción incorpora el pollo.

Usa una cuchara de madera grande para remover bien y que todo se cocine correctamente.

Ahora puedes echar las judías verdes o cualquier otro ingrediente que hayas decidido usar.

Cuando el pollo esté dorado por todos lados, echa un chorro de salsa de soja, la cantidad a usar depende de tu gusto, pero cuidado que si es mucho va a quedar muy salado.

Revuelve un poco más y apaga el fuego.

Finalmente agrega el cebollino picado y algunas semillas de sésamo para decorar.

Ya tienes listo un wok de pollo casero y fácil.

Para acompañar esta receta de wok de pollo lo que más recomiendo es arroz blanco.
Si lo prefieres, puedes acompañarlo con un buen arroz chino ó un arroz tres delicias.
Si estás en una onda más bien saludable pues acompaña con alguna ensalada fresca.

https://www.comedera.com/wok-de-pollo/