¿Cómo preparar y lavar tu sartén de hierro?

A muchos nos encanta cocinar, pero cuando pensamos en lavar los platos, o peor, lavar las ollas o sartenes queremos huir.

En esta oportunidad te daremos algunos consejos para lavar tus sartenes de hierro con el fin de que los apliques antes y después de cocinar.

Si vas a estrenar te recomendamos:

  1. Lávalo con agua tibia y jabón, y sécalo cuidadosamente, debes hacerlo antes de usarlo por primera vez.
  2. Antes de cocinar, precaliéntalo a fuego lento o medio durante unos minutos. Cuando esté caliente, agrega el aceite o la comida.
  3. Usa temperaturas bajas, así los alimentos no se pegarán. Las temperaturas altas solo se recomiendan para preparaciones que necesitan cocción.
  4. Evita golpear sus bordes con otros utensilios como cucharas o cuchillos.

Ahora sí, ¿cómo limpiarlo?

  1. Nunca sumerjas tu sartén caliente en agua fría porque el choque de temperaturas puede causar el deterioro del material.
  2. Lávalo con jabón y agua tibia o caliente, puedes usar el jabón de platos que siempre has utilizado.
  3. Retira los restos de comida con un raspador plástico, cepillo rígido para platos o esponja. Si no tienes este tipo de raspador, usa una espátula plástica o de madera.
  4. En caso de que la comida continúe adherida, remoja el sartén entre 15 y 20 minutos con agua tibia y jabón.
  5. Seca el sartén con una toalla de tela o papel, o caliéntalo un poco en el fogón hasta que se seque completamente.
  6. Finalmente, precalienta el sartén a temperatura baja y esparce un poco de aceite de oliva, coco o aguacate para hidratarlo.

Quedará como nuevo y listo para tu siguiente preparación.

Volver a Consejos Prácticos
COMPARTIR EN