Coloca los medallones de pollo en un recipiente grande y agrega los jugos de naranja y limón, no agregues sal porque ya están marinados.

Corte la cebolla y el ajo. En una olla agregue tres cucharadas de aceite con y el color. Adicione el ajo y la cebolla hasta que la cebolla esté salteada.

Calienta una parrilla a fuego alto y asa los elotes hasta que estén doraditos, retira de la parrilla y reserva.

Limpiamos el pollo, es decir, quitamos la piel. Freímos el pollo con un poco de aceite y sal.

Realice una abertura a la salchicha por la mita, introducir lonja de queso esparcirla por toda la salchicha por dentro.

Calienta un sartén a fuego medio aceite y cocina el pollo por ambos lados hasta que esté cocido y tenga un color dorado. Reserva.
Para la salsa, licúa la leche evaporada con el queso crema, el queso rallado, el ajo, la cebolla y el chile serrano.

Calienta los nuggets horneados o los puedes asar con un poco de aceite de oliva.

Corta la parte superior de los pimentones y retira las semillas, cuidando de no romperlos.

Cortamos las pechugas en tacos tamaño bocado, más o menos. O un poquito más grandes

En un tazón, coloque las alitas y condiméntelas con la paprika, la sal, la pimienta, la miel, el tomillo y el aceite. Mezcle muy bien.