El pollo es un alimento infaltable durante el embarazo.

En el periodo de gestación, el pollo es una de las proteína más completas que las mujeres embarazadas deberían incluir en sus dietas, porque:

  • El aporte nutricional de esta proteína brinda minerales y vitaminas esenciales para la formación del bebé.
  • Aumenta las defensas de la madre ayudando a la prevención de enfermedades gracias a su alta concentración de ZINC.
  • El pollo es una carne magra con bajos índices de grasas, que contribuye al buen estado de la salud de la futura madre y del bebé.
  • Para prevenir la anemia se recomienda en esta etapa de gestación el consumo de vísceras de pollo.

http://www.acomerpollo.com/beneficios