Realice una abertura a la salchicha por la mita, introducir lonja de queso esparcirla por toda la salchicha por dentro.

Calienta un sartén a fuego medio aceite y cocina el pollo por ambos lados hasta que esté cocido y tenga un color dorado. Reserva.
Para la salsa, licúa la leche evaporada con el queso crema, el queso rallado, el ajo, la cebolla y el chile serrano.

Calienta los nuggets horneados o los puedes asar con un poco de aceite de oliva.