Corta la parte superior de los pimentones y retira las semillas, cuidando de no romperlos.

Cortamos las pechugas en tacos tamaño bocado, más o menos. O un poquito más grandes