Sácale provecho al pollo

Cortes principales

  • Pechuga: Es la carne más blanca y tierna, pero si se excede de cocción puede tornarse seca y cuando se cocina con hueso queda de mejor sabor y más jugosa. Se puede asar, saltear, freír, hervir y grillar.
  • Pierna y muslo: Esta es de color más oscuro, siempre va con hueso y su cocción debe ser similar a la pechuga. Se puede asar, grillar, saltear, hervir y brasear.

 

Operaciones culinarias

  • Trocear: Teniendo como guía las coyunturas de las articulaciones se despresa en mitades, cuartos u octavos.
  • Deshuesar: Se puede hacer con el ave entera o pieza por pieza. Se utiliza mucho para rellenar o hacer galantinas.
  • Bridar: Se trata de atar el pollo para que no pierda su forma al momento de cocinarlo, para que no se salga el relleno y para que retenga sus jugos.
  • Albardar: Consiste en envolver la pieza, o el pollo entero con tocineta, para luego atarlo.

Valores nutricionales

El pollo es bajo en grasa, aunque hay que tener presente que la piel contiene una alta proporción de grasas saturadas y los expertos en nutrición recomiendan evitarla.

También es una fuente importante de proteína, niacina y vitamina B6. La pechuga sin la piel aporta la menor cantidad de calorías, colesterol y grasas saturadas que el resto de sus partes.

¿Cómo comprar y guardar?

Revisa las fechas de vencimiento de los empaques, no deben estar rotos al momento de la compra. La carne debe ser tierna y brillante pero firme al tacto, sin olores fuertes. Puede durar máximo tres días en la nevera o puede ser congelado. Para evitar la contaminación cruzada se debe cortar, porcionar o preparar en una tabla, y con cuchillos limpios que no hayan tenido contacto con otros alimentos durante la cocción.

El pollo es una de las carnes más diversas y flexibles puesto que marida a la perfección con dulce, salado y picante. Estas son algunas de las combinaciones imperdibles a tener cuenta cuando vaya a crear sus propias recetas:

  • Nueces: Almendras, pecanas y nogal.
  • Frutas: Manzana, pera, coco, piña, uva, limón, naranja, mango y ciruela.
  • Vegetales: Espárragos, ajo, maíz, hinojo, champiñones, cebolla, arvejas, pimentón, papas y tomate.
  • Hierbas: Albahaca, cilantro, eneldo, mejorana, orégano, menta, perejil, romero y tomillo.
  • Licores: Calvados, champaña, cidra, coñac, cerveza, brandy, vino blanco y tinto.
  • Aderezos y salsas: Mostaza, soya, miel, vinagre, BBQ, bernesa, aceite de oliva y teriyaki.
  • Especias: Jengibre, curry, polvo cinco especias, páprika, pimienta, estrella de anís y achiote.
  • Queso parmesano, crema de leche, yogur y crema agria.

 

http://www.cocinasemana.com/recetas/articulo/datos-sobre-el-pollo/32861

 

Sabías que científicos revelan lo que ocurre en el Cuerpo al consumir huevos todos los días

  1. Permite bajar de peso.

Una dieta baja en calorías, combinada con huevos para el desayuno, te puede ayudar bajar de peso el doble de rápido.

  1. El huevo fortalece el sistema inmune.

Justamente dos huevos al día te pueden ayudar a prevenir infecciones, enfermedades y virus porque estimula el sistema inmunológico.

  1. Mejora la memoria.

Estudios han mostrado que mejora la memoria y el tiempo de reacción.

  1. Hace maravillas para los ojos.

Nuevos estudios han mostrado que huevos de gallina contienen alto nivel de luteína, la cual está naturalmente en los ojos y protege a la retina.

  1. Previene la depresión.

La vitamina D ayuda a prevenir la depresión, la enfermedad de Alzheimer y demás trastornos mentales.

  1. Fortalece el esqueleto y los dientes.

Comiendo huevo también obtienes calcio, el cual fortalece el esqueleto y previene la osteoporosis.

  1. Bueno para la sangre.

Su gran cantidad de ácido fólico ayuda a formar nuevos glóbulos rojos.

  1. Retarda el envejecimiento.

El huevo contiene aminoácidos, lo que construye y renueva las células.

  1. Disminuye el riesgo de problemas del corazón.

 Investigadores de Canadá́ han visto una conexión entre una dieta con mucho huevo y una disminución de enfermedades cardiovasculares y cáncer. El secreto es la yema, que contiene dos antioxidantes importantes: triptófano y tirosina.

  1. Construir músculos.

Diversos culturistas consumen altas cantidades de huevos ya que están llenos de proteínas, lo cual se necesita para construir músculos.

  1. Protege la piel, el pelo y el hígado.

La falta de ácido fólico, que es un tipo de vitamina B, es común entre algunas mujeres. Afortunadamente los huevos son una buena fuente de este y Omega 3 que ayudan a tener mejor cabello, uñas y piel.

¡Pasa la voz! descubre por qué no es necesario quitar la piel del pollo

Higiene, manipulación y cocción son tres aspectos fundamentales para reducir posibles riesgos, pues se reduce el número de gérmenes.

En muchos casos se elimina la piel porque se considera que contiene algunos contaminantes o agentes farmacológicos. Pero debe tenerse en cuenta que la piel no es la única parte susceptible.

Si se han seguido las pautas apropiadas de alimentación de las aves y los tiempos entre un tratamiento farmacológico y el sacrificio, no debe haber ningún problema de contaminación. También es importante la cocción, sobre todo en el centro de la pieza, desaparecerán los gérmenes gracias al efecto del calor.

Una correcta manipulación, que evite contaminaciones cruzadas, es otra de las medidas de prevención más eficaces. Se debe evitar que se produzca contacto entre pollo crudo y sus jugos con otros alimentos ya cocinados. También es recomendable sustituir las bandejas que se usan por papel transparente o aluminio, siempre y cuando no se consuma de forma inmediata. Pueden conservarse en la nevera unas 48 horas; en el congelador,

puede llegar a los seis meses; y si ya está́ cocinado, no sobrepasará los cinco días en la nevera.

Seguir estas recomendaciones asegurará que el consumo de pollo sea seguro, tanto si se elimina la piel como si no.

SABÍAS QUE…

CIENTÍFICOS REVELAN LO QUE OCURRE EN EL CUERPO AL CONSUMIR HUEVOS TODOS LOS DÍAS

  1. Permite bajar de peso.

Una dieta baja en calorías, combinada con huevos para el desayuno, te puede ayudar bajar de peso el doble de rápido.

  1. El huevo fortalece el sistema inmune.

Justamente dos huevos al día te pueden ayudar a prevenir infecciones, enfermedades y virus porque estimula el sistema inmunológico.

  1. Mejora la memoria.

Estudios han mostrado que mejora la memoria y el tiempo de reacción.

  1. Hace maravillas para los ojos.

Nuevos estudios han mostrado que huevos de gallina contienen alto nivel de luteína, la cual está naturalmente en los ojos y protege a la retina.

  1. Previene la depresión.

La vitamina D ayuda a prevenir la depresión, la enfermedad de Alzheimer y demás trastornos mentales.

  1. Fortalece el esqueleto y los dientes.

Comiendo huevo también obtienes calcio, el cual fortalece el esqueleto y previene la osteoporosis.

  1. Bueno para la sangre.

Su gran cantidad de ácido fólico ayuda a formar nuevos glóbulos rojos.

  1. Retarda el envejecimiento.

El huevo contiene aminoácidos, lo que construye y renueva las células.

  1. Disminuye el riesgo de problemas del corazón.

Investigadores de Canadá́ han visto una conexión entre una dieta con mucho huevo y una disminución de enfermedades cardiovasculares y cáncer. El secreto es la yema, que contiene dos antioxidantes importantes: triptófano y tirosina.

  1. Construir músculos.

Diversos culturistas consumen altas cantidades de huevos ya que están llenos de proteínas, lo cual se necesita para construir músculos.

  1. Protege la piel, el pelo y el hígado.

La falta de ácido fólico, que es un tipo de vitamina B, es común entre algunas mujeres. Afortunadamente los huevos son una buena fuente de este y Omega 3 que ayudan a tener mejor cabello, uñas y piel.

Cómo Preparar Pollo “Libre de Bacterias”

La Agencia de Normas sobre Alimentos del Reino Unido emitió una serie de consejos de cómo preparar las aves de forma segura para combatir la transferencia de bacterias peligrosas de un alimento a otro. Conócelos.

 

  1. Guardarlo en un envase hermético

Guárdalo en la parte inferior de la nevera para evitar que gotee sobre otros alimentos como frutas o quesos.

  1. No lavarlo

Las bacterias se eliminan durante la cocción, por eso no es necesario lavarlo antes. Hacerlo puede llegar a provocar salpicaduras y contaminar otras superficies de la cocina.

 

  1. Lavarse bien las manos

Lávate nuevamente cada vez que necesites tocar otra cosa durante el proceso de preparación.

 

  1. ¡Cuidado con las tablas de picar!

De ser posible se debe una para cada tipo de tarea. Otra solución es lavarla muy bien antes de cambiar de alimento.

 

  1. No a la carne rosada

El pollo se debe consumir bien cocido, el jugo que emana debe ser claro y no rosado o rojizo.

 

6.El mejor indicador

Si cuentas con un termómetro para alimentos verifica la temperatura en las zonas más carnosas del pollo, donde debe haber 165°F (73.9 °C).

 

  1. Cuidado al cortar

Lo mejor es elegir la parte más carnosa de la pechuga, que es la que lleva más tiempo de cocción. Si esta zona está cocida, el resto de la pieza también lo estará.

 

  1. Restos seguros

El pollo se pueden guardar durante dos o tres días. Pero si se pone en mal estado sin duda despedirá mal olor, que te indicará que no es seguro para el consumo.

  1. Al recalentar

Si utilizas el microondas, asegúrate de exponerlo el tiempo suficiente como para que quede caliente en forma uniforme ya que el microondas no cocina parejo.

 

  1. Usos del congelador

Congélalo inmediatamente después de haberlo comprado; para descongelarlo se recomienda pasarlo a la parte baja de la nevera o usar el microondas. Estos métodos son más seguros que dejarlo a temperatura ambiente.

 

  1. Separar alimentos en el supermercado 

Es aconsejable separar los productos crudos para que no se contaminen, en especial aislando los que pueden perder algún tipo de jugo.

 

¿Cuántas calorías tiene el pollo?

Una pechuga de pollo pequeña de 86 gramos asada o hervida tiene 141 calorías, 5% grasas totales y 27,6 gramos de proteína. Una taza de 140 gramos de pechuga picada tiene un 7% de grasa y 40.6 gr de proteína.

 

Tomado de:

https://holadoctor.com/es/álbum-de-fotos/12-tips-para-preparar-pollo-libre-de-bacterias

Brochetas de Pollo con Piña